Polímetro (Tester, Multímetro, Multitester) ICE 680 R

Desde hace muchos años tengo este polímetro y funciona perfectamente. Aunque no he resistido las “ofertas” de los “todo a 100” en los que también se encuentran polímetros analógicos y digitales de diferentes pelajes, por lo que tengo otros, este polímetro es para mi algo especial.

Estos dias he repuesto la pila de 3 voltios, que es un poco difícil de encontrar (yo la he comprado en Sonytel en la calle Cartagena de Madrid). 

Al brujulear por internet he visto gente preguntando por los esquemas o respondiendo por ellos. Indico algunos de los enlaces más interesantes sobre este téster:

Conexiones de audio profesional

Estos dias me estoy actualizando en temas de electrónica y audio, algo en lo que tuve una época de interés allá por 1980. Ha sido al entrar en contacto con el programa “Tiempo de emprendedores” en el que empiezo a colaborar. Estoy montando un pequeño estudio privado y poco a poco voy añadiendo componentes. De momento una mesa de mezclas Eurorack UB1222FX-PRO de Behringer y un micrófono Sennheiser e 825 S. Estoy seleccionando los auriculares entre los que ya tengo (Koss, Sennheiser, Sony y AKG, aun no lo he decidido) y estoy viendo que otros micrófonos de entre los que tengo podrían valer (Luxman, Fonestar, Style,…). Y estoy asombrado de los precios de los cables XLR.

Para el ordenador he instalado primero Audacity, pero me sugieren que utilice Adobe Audition, y he visto en foros de entusiastas que existen diferentes programas con variado grado de sofisticación y usos especializados para músicos y DJs. Pro Tools, Nuendo, Cubase, Tracktion 2, Reason, Sonar, Samplitude v8 SE, SAWaudio, Magix Music Studio, Adobe Soundbooth, Rewire, Ableton Live, WaveLab, Sound Forge, Logic Express, Logic Audio, Soundtrack Pro – Final Cut PRO, Bias Peak, Garage Band, Digital Performer, Ardour, Acid Pro, es una larga lista de programas a probar tanto en el ámbito PC como Mac. No sé si me atreveré a tanto.

Un montón de retos para un principiante que no ha tocado estos temas en más de 20 años (y que además tiene poco tiempo para probatinas).

Reconozco que me ha sido de ayuda un artículo en particular que quisiera reproducir aquí. En el web de Hispasonic, se incluye este excelente artículo de Nicolás Suárez, sobre “Conexionado y Soldadura” que recoge el tipo de conexiones que se utilizan en “Sonido Profesional”.

Introducción

El cableado es el eslabón más débil de cualquier equipo; están por el suelo, los retorcemos, tiramos de ellos, sufren pisotones, les pasamos por encima con los fligth-cases…un montón de maltratos que nos pueden complicar la vida en medio de una grabación o durante un bolo. Llegado tal punto, siempre que hay un problema con alguna de las señales, el 99% de los casos está en el cableado. Así pues, vamos a investigar sobre ellos y aprender que nosotros mismos podemos reparar un cable roto o hacer los nuestros a medida con unas herramientas sencillas y un poco de habilidad.

Cabe destacar que en todo caso estamos hablando de señal de audio entre equipos y no de cableado “de carga” (entre amplificador y altavoz).

Conectores

Llamamos conector a la conexión que tenemos en los extremos de los cables; piezas metálicas (a veces recubiertas de plástico) que son las que formarán parte de lo que queramos interconectar. Existen en el mercado multitud de conectores, destacando el XLR como estrella del catálogo seguido por los conectores TRS (Jack). Veamos en el siguiente cuadro los conectores de audio que podemos encontrarnos:

Aéreo simplemente nos indica que el conector está diseñado para ser instalado en un cable, al igual que el acodado, con la diferencia que este último se usa en aplicaciones donde el espacio es reducido y el conector no puede ocupar el espacio habitual.

Los conectores de chasis son aquellos que nos encontramos en aparatos (mesas de mezcla, previos, compresores, puertas…); en definitiva, son los que están instalados en la carcasa de un aparato.

XLR, también conocido como CANON, es la conexión estrella entre los micrófonos y las mesas de mezcla (o previos, o cajetín…).  Tiene 3 pines; 1 malla, 2 vivo y 3 frío (return, hot, cold) Estos números nos los podemos encontrar dentro del conector al lado de cada patilla para identificarlo.


TRS
, también conocido como Jack: en ningún caso deberíamos llamar a este conector como jack estéreo (ver apartado “La confusión entre el mono y el estéreo”). Tiene 3 puntos de conexión; punta, anillo y malla (tip, ring, sleeve).

El TS es igual que el TRS pero carece de anillo (ring), lo cual lo convierte en un conector con 2 puntos de conexión; punta y malla (tip, sleeve). El diámetro en ambos casos es de ¼ de pulgada (6,35 mm).

RCA (cinch) es el más común de los conectores de audio que nos podemos encontrar en sistemas domésticos, mini cadenas hifi, reproductores de CD…sólo tiene 2 puntos de conexión, punta y cuerpo.


Minijack
: popularizado por las salidas de auriculares de los reproductores portátiles; walkmans, minidiscs, reproductores de MP3…no se considera una conexión estándar o profesional, pero entendemos que es común al público en general y es positivo conocerlo. Tiene 3 puntos de conexionado, al igual que el TRS (tip, ring, sleeve). Su diámetro es de 1/8 de pulgada (3,175 mm).

El conector combo se está estandarizando en pequeños interfaces de audio y mesas pequeñas. Este conector nos permite conectar un XLR macho, un TRS macho o un TS macho en el mismo conector hembra. Sin duda un acierto y ahorro de espacio.

La última novedad en conectores es el Silent Plug. Sirve para los cables de guitarras, bajos y demás instrumentos con pastillas, y llevan un mecanismo que se encarga de “mutear” la señal mientras no está conectado, evitando los temidos  “chisporroteos” en los equipos, que pueden llegar a ocasionar averías. Esta es sin duda la forma segura y rápida de enchufar y desenchufar nuestras guitarras “en caliente”, sin estar pendiente de que los técnicos muteen el canal.

Los conectores normalmente se compran en paquetes de 10, 25, 50, 100… y hay multitud de marcas que los comercializan: Destacamos en este aspecto a [ Neutrik ] como líder del sector.

También cabe destacar la existencia de adaptadores que intercambian la terminación de un cable con cualquier conector en otra que nosotros elijamos, siendo esta una forma rápida y segura de convertir, por ejemplo un RCA –RCA en RCA-TS.


Adaptadores

Cables

Los cables que todos nosotros manejamos no son otra cosa que la agrupación de otros cables en un interior (que a partir de ahora llamaremos minicables, para distinguirlos y evitar errores). Así pues, los clasificaremos en función de los cables que alberguen dentro: 2 cables y malla ó 1 cable y malla.

Llamamos malla al cable que en vez de viajar de punto a punto normalmente va rodeando el resto de cables. Esto se hace para crear un campo alrededor del cable, intentando protegerlo de interferencias externas.

Parece lógico que, si vamos a hacer un cable con un TS en un extremo en un lado y un RCA en el otro, necesitaríamos un cable que tenga 2 minicables albergados en su interior, o lo que es lo mismo, 1 y malla. Sin embargo, si vamos a hacer un conector XLR macho XLR hembra (para conectar un micrófono a una mesa, por ejemplo) necesitaremos un cable que albergue 2 minicables y malla.

El cable normalmente se adquiere en bobinas de 25,50 metros, y se corta al gusto de la longitud que queramos.

También existen mangueras multipar que albergan en su interior 8, 16, 32 o más cables internos identificados por los dos extremos, de manera que si queremos conectar, por ejemplo, el escenario y el puesto de F.O.H. (Front of house, el técnico que se encarga de la mezcla para el público) no deberemos tirar tantos cables de micro como micros conectemos en el escenario, sino que una gran manguera los interconectará de forma ágil.

Balanceado y no balanceado

Estos términos inquietan a mucha gente y no comprenden la diferencia entre ellos; trataremos de dejar claras sus diferencias.

Por un cable balanceado viaja la misma señal 2 veces, pero en una de ellas cambiada de polaridad. El fin de la señal balanceada es evitar ruidos e interferencias que distorsionen la señal original. Así pues, digamos que trasladar señal de un sitio a otro no es otra cosa que la transmisión de voltaje o, más concretamente, la diferencia de potencial entre puntos (V = V2 – V1). A esta transmisión V se le añaden ruidos, que no son más que variaciones en el voltaje original que debería enviar (VR). Así pues:

V = V2-V1 = (V1 + VR) – ( -V1 + VR) = V1 + VR +V1 – VR = 2V1

O lo que es lo mismo, tenemos la misma señal 2 veces sin interferencias, ya que estas se anulan al ser sumadas con polaridades contrarias.

Para realizar esto, es necesario transportar 3 señales (las dos de ida y su retorno), con lo cual parece lógico que, para realizar conexiones balanceadas, sólo podremos usar conectores de 3 puntos de conexión y cables que alberguen 2 minicables y malla. Por tanto, las señales balanceadas se reducen a cables con conectores XLR y TRS en ambos extremos.

En la señal no balanceada, esa diferencia de potencial (V = V2 – V1) se hace “ida y vuelta”: un cable que lleva la señal y el retorno hecho por la malla, sin protección “extra” para ruidos. Así, podremos hacer esto con RCA y TS en cualquiera de los extremos, es decir: aunque tengamos un cable con 2 minicables y malla, y en un extremo un XLR con sus 3 puntos de conexionado, si en el otro lado ponemos un RCA, esa señal viajará de forma no balanceada, porque uno de sus conectores (RCA) no cumple la premisa de 3 conexiones obligándonos a juntar 2 cables.

La confusión del mono y el estéreo

Por lo general, no existen cables mono y cables estéreo, es decir: no por ver un conector TRS en un extremo del cable diremos que ese cable es estéreo. En todo caso, podríamos decir que es balanceado, y siempre atendiendo a lo que haya en el otro extremo, como se explicó anteriormente. Existen cables estéreo, pero reservamos este término para cuando obligamos a viajar por el mismo cable 2 señales distintas, como en el cable de los auriculares. En el cable de los auriculares, en un solo conector TRS o minijack viaja la señal de L y la señal de R. Esto es posible porque por la punta (tip) se envía la señal de L y por el anillo (ring) la señal de R, y ambas señales comparten retorno por el cuerpo (sleeve). De manera que por un cable balanceado (2 minicables y malla) con un conector de 3 puntos de conexión podemos hacer viajar 2 señales NO balanceadas independientes.

En el resto de casos, nos podemos encontrar cables balanceados o no, pero por lo general, todos los cables son mono, es decir envían una sola señal y no dos como requiere el estéreo. Nótese que las entradas estéreo de cualquier mesa requieren 2 conectores (bien sean XLR o TRS).
Cómo hacer nuestros propios cables

Para fabricarlos necesitaremos lo siguiente:

  • Soldador de lápiz de 30 vatios (recomiendo JCB)
  • Estaño (de calidad, no escatiméis en este aspecto)
  • Tijeras
  • Cutter

Aparte de estas herramientas básicas, necesitaremos el propio cable y los conectores que necesitemos.

Lo primero de todo será abrir el conector y meter el cierre dentro del cable (este paso suele olvidarse, teniendo que deshacer todo el trabajo y volver al estañar el conector, con el consiguiente cabreo).

Después pasaremos a preparar los minicables; pelaremos la goma que los recubre un centímetro aproximadamente. Luego, pelaremos los minicables y trenzaremos y aplicaremos estaño con cuidado a estos, quedando unidos y duros, preparados para ser estañado al conector.

Procederemos a estañar cada minicable y la malla a donde corresponde; para ello es conveniente aplicar estaño a la patilla del conector por separado, y luego unirlos aplicando el estañador. Una vez hecho aseguraros de que ha quedado bien, dándole un par de meneos. Cierra el conector y ese extremo está listo.

El estañador es una herramienta peligrosa. Prestad atención a dónde lo dejáis mientras esté caliente, para evitar marcas en la mesa o quemaros las manos, en el peor de los casos.

Existen en el mercado unos “testers” de cableado que nos ayudarán a saber rápidamente si un cable está bien o por el contrario necesita reparación.

Panel de conexionado

En el siguiente panel se muestran las conexiones entre todos los conectores posibles:


Cables especiales

Hay cables que se han desarrollado independientemente del estándar, por ejemplo:

Cable en Y

Se suele utilizar para alimentar varias etapas con una sola salida master de la mesa, sin necesidad de usar caros splitters, ni transformadores, con el inconveniente de que con cada extremo que añadamos estamos dividiendo la impedancia de salida de la señal, con lo cual el sistema en Y es limitado, pero para sistemas no profesionales es totalmente válido.

Cable de inserto

Como su nombre indica, se usa para insertar procesadores (compresores, puertas…). Se usa un TRS y dos TS. Evidentemente, el inserto mediante este cable es no balanceado.

Inversor de polaridad

En casos en los que necesitemos invertir la polaridad (fase) y no dispongamos de un inversor en la mesa podemos hacer un cable que nos haga las funciones. Es muy importante marcar este cable con el símbolo ? para evitar confusiones. Para hacerlo, simplemente debéis hacer un cable de micro común, y en uno de los extremos invertir el cable vivo por el frío.

Patch pannels, pulpos y hartings

Un patch pannel es una especie de centralita de todas las conexiones posibles de nuestro estudio. Así pues, al patch debemos conectarlo todo; las entradas y salidas de la mesa, los procesadores que insertemos, el cajetín del estudio, los reproductores, todo.

De esta manera, y mediante unos cables cortos llamados latiguillos, podremos hacer desde nuestro asiento cualquier conexión que nos apetezca, por rara que parezca. Desde alterar el orden en el que nos llegan las señales del cajetín en la mesa hasta cambiar compresores de canal rápidamente, o intercambiar si lo que queremos escuchar en un canal es el retorno del grabador o directamente lo que llega desde el cajetín.

Pensemos en una manguera de 64 pares que vaya desde el escenario al puesto de F.O.H. Normalmente los extremos de esta manguera, en vez de llevar 64 conectores canon, tienen un conector multipin llamado harting, el cual es conectado en un pulpo que es el que realmente tiene todos esos conectores. Los motivos de hacer esto son varios: primero, agiliza la recogida de la manguera (normalmente en rulos; imaginemos los 64 conectores dando tumbos dentro del fligth-case…) y por otro lado, así se favorece la identificación del conector que busquemos, ya que se suelen separar por colores y se numeran.

En este aspecto, la marca española [ Pinanson ] es líder del sector.

Podcast, ¿qué necesito?

Una pregunta lógica para quienes empiezan con la idea de montar sus “programas de radio en la web”. Yo he investigado más estos dias por la colaboración con el programa “Tiempo de Emprendedores“, pensando siempre en publicar el audio dentro de wordpress.com.

Y lo cierto es que la respuesta ya la han descrito otros. Incluyo algunos enlaces de artículos que me han sido útiles:

La alcaldesa, Nuria Irisarri, y el concejal Eduardo Aranguren, inauguran las fiestas de Mañeru

Dos cohetes anunciaron la fiesta en Mañeru. La alcaldesa, Nuria Irisarri, y el concejal de Agricultura, Eduardo Aranguren, fueron los encargados de abrir seis días de diversión en el municipio

En cuestión de minutos la plaza de los Fueros de Mañeru pasó de estar vacía a teñirse de blanco y rojo. La explosión del cohete, responsabi­lidad en esta ocasión de la alcaldesa, Nuria Irisarri, y del concejal Eduardo Aranguren, quienes prendieron una mecha cada uno, llevó la alegría y la fiesta a la localidad. El programa de actos, en el que no faltó el tradicional concurso de zurrakapote ni el ajoarriero, como inicio y final de las fiestas, se desarrolló desde el 28 de agosto hasta el 2 de septiembre.

El calor hacía augurar unas fiestas muy participativas.

La primer edil, Nuria Irisarri, apuntó que Mañeru es una localidad que atrae a vecinos que viven fuera del pueblo y a gente de las localidades próximas, sobre todo Cirauqui. También destacó que la población de Mañeru se caracteriza por ser muy participativa. “La gente colabora mucho y se anima si se organiza una cena, una comida o lo que sea. Los vecinos siempre participan”, explicaba.

Con los goras y vivas de rigor y el estruendo de los dos cohetes consecutivos dio comienzo la fiesta y la charanga Malakate, integrada por quince personas, brindó los primeros compases. Desde el balcón consistorial llovieron los caramelos, los balones e incluso muñecos. Abajo, en la plaza se calentaban motores para iniciar la ronda copera de zurrakapote por los chabisques, un clásico en el programa festivo para el que este año se destinaban 32.000 euros. La primer edil comentaba que el concurso de ajoarriero del último día es el acto más animado de todos, ya que de los cuatrocientos habitantes del pueblo participan más de la mitad.

En cuanto a las novedades del programa cabe reseñar un cambio: la sustitución de una obra de teatro por un número de magia, y la organización de una carrera de bicicletas por los alrededores de Mañeru. Las orquestas de la tarde-noche y tres días de vacas representan las partidas más importantes de un programa dirigido a todos los públicos.

Queso y ajo

El primer día de las fiestas continuaba con música disco en la plaza y toro de fuego. El sábado comenzaba con una degustación de quesos, tostadas de ajo y cata de vinos en La Fuente. Por la tarde, la calle del Sol se convertía en centro taurino gracias a las vacas de la ganadería Alba Reta. Después se celebraba la salve solemne, cantada por el coro San Isidro, y el primer baile de orquesta. El toro de fuego para los niños comenzaba a las diez y media y a la una regresaba el espectáculo de la orquesta.

El domingo, día grande, amanecía con una aurora del grupo local, seguía con dianas a cargo de los gaiteros Zubiondo, de Puente la Reina, misa y vuelta al pueblo en procesión y un aperitivo en el ayuntamiento. Ese día, los vecinos pudieron disfrutar con una exhibición de capoeira en la plaza. Por la tarde, la segunda suelta de vacas, vuelta al pueblo con la txaranga y la comparsa de gigantes y cabezudos, concierto de música mexicana, zezensuzko y cena de sidrería en al plaza. El juego de las sillas llegó tras la sobremesa y la noche continuó con bailables de orquesta.

El lunes estaba dedicado a los niños y niñas de la localidad, quienes disfrutaron con una chocolatada, organizada por la cuadrilla Txerokis, y una intensa mañana dedicada a los hinchables. Recuperaban fuerzas en una comida solamente para ellos y continuaban la fiesta por la tarde en las colchonetas y atracciones hinchables. A las ocho, puntual, comenzaba una vuelta al pueblo con la txaranga y la comparsa, en la que numerosos niños participaron disfrazados. Después llegarían los bailables, el toro de fuego, y más baile.

Día del disfraz

Túnicas y pelucas tuvieron una fuerte presencia en las calles de Mañeru el martes, 1 de septiembre. Era el día de los disfraces. Los vecinos todavía pudieron aprovechar toda la jornada, hasta las doce y media de la noche, para ultimar todos los preparativos para el XXXVII concurso. Mientras tanto, la diversión estuvo servida con una contra-reloj individual de bicicleta de montaña para niños y adultos, la actuación del mago e ilusionista Pedro III, la vuelta al pueblo con la txaranga, chocolatada, baile y toro de fuego.

El día del jubilado cerraba el programa de las fiestas de Mañeru. Una misa y una comida popular para los mayores fueron los actos más significativos, sin olvidar uno de los momentos estrella de las fiestas: el concurso de ajoarriero y tartas de queso. El miércoles por la tarde, los vecinos se despidieron de las fiestas con vacas, la última vuelta al pueblo, más bailables y toro de fuego y el inevitable Pobre de Mí y traca final. No obstante, para quienes todavía se había quedado con más ganas de fiesta, el sábado 5 de septiembre el pueblo organiza la romería a San Bárbara.

Noticia coresía de Calle Mayor.