Buñuelos de viento

En torno a la fiesta de Todos los Santos, la tradición española nos recuerda ciertas delicias de repostería cuyas especialidades cambian ligeramente de un lugar a otro de nuestra geografía.

En nuestra casa preferimos los buñuelos, y quizá sea esta una de las tradiciones más asentadas, ya que el cocinero de Felipe III habla de los buñuelos en un tratado de 1611.

Esta es la fórmula de nuestro hogar, receta de la Abuela Fina, que recientemente hemos comprobado que da excelentes resultados:

Se ponen en un recipiente 60 grs de mantequilla, 1vaso de agua,  un poquito de sal y una cucharada de azucar. Se calienta y cuando empieza a hervir se agregan 60 grs de harina.

Se mezcla todo con un tenedor o batidora (esto es mas rápido) hasta que no queden grumos.

Se deja enfriar y se añaden dos huevos , se mezcla todo (mejor con la batidora) y se deja reposar media hora.

Se pone una sartén con bastante aceite de girasol a calentar y se van friendo cucharaditas de la pasta que hemos preparado. Al freirse aumentan de tamaño 5 veces, dando lugar a los buñuelos de viento.

Cuando se enfrían se pueden rellenar de chocolate fundido, nata o crema de natillas.

2 opiniones en “Buñuelos de viento”

Comentarios cerrados.