Los concejales Margarita Viguria y Javier Senosiáin inauguran las fiestas de Mañeru

Con cierto retraso respeto a la hora establecida, dos miembros del Ayuntamiento de Mañeru, la edil de Deportes, Margarita Viguria Losa, y el responsable del área de Cultura, Javier Senosiáin Jimeno, protagonizaron el inicio de las fiestas de Mañeru al compartir el honor de lanzar un cohete un tanto especial, denominado el exploto. Y es que, el nombre conmemora a que, hace 15 años, el comienzo de las fiestas de la localidad se trasladó del sábado por la mañana al viernes a las seis de la tarde debido a que los espectáculos y actos que tenían lugar los viernes como aperitivo al inicio de las fiestas patronales, organizados por la juventud, se suspendieron en 1995. Por lo tanto, el Ayuntamiento decidió que, desde entonces, el mismo viernes se lanzaría el cohete y quitar así el día de prefiestas.

Ambos concejales, para los dos su primera legislatura en el Ayuntamiento de Mañeru, se repartieron los vivas y goras que dedicaron a los vecinos que se agolpaban en los bajos de la casa consistorial, en la plaza de la localidad, y, además, Javier Senosiáin se atrevió a cumplir la promesa que tenía con varios de sus compañeros de corporación. Como más tarde contó, “yo no me manejo mucho con el euskera y como me ha tocado gritar esa parte me han dicho haber si me atrevía a sacarme una chuleta para no equivocarme y así lo he hecho. He cogido papel y boli después de comer y lo he subido al balcón, con todo lo que tenía que decir bien anotado. Es una broma que teníamos“, relató Senosiáin.

Por su parte, Margarita Viguria se mostró muy emocionada tras prender la mecha del exploto ya que como relató “es muy especial tirar el cohete de tu pueblo”. Sin embargo, a pesar de llevar viviendo tan sólo ocho años en Mañeru, Javier Senosián estaba “igual de ilusionado o incluso más porque es una experiencia para recordar siempre, un orgullo porque mi familia es de aquí y yo también me siento de Mañeru”.

En cuanto a cómo fueron elegidos, los concejales desvelaron que fue puro azar. “Cada año lo tiran dos concejales del Ayuntamiento para que todos pasemos por ello y a nosotros nos ha tocado juntos”, dijo la responsable de Deportes.

Más presupuesto

A diferencia que en muchas localidades de Tierra Estella y coincidiendo en estos tiempos de crisis, el Consistorio de Mañeru cuenta con un presupuesto de 33.000 euros, “mayor que el del año pasado”, según aclaró el concejal de Festejos, Julio Iriarte. Además, para los gastos cuentan con la ayuda extra del dinero que el año pasado sacaron en la barraca que ponen en la plaza. “El Ayuntamiento paga las vacas, las orquestas y los actos más institucionales mientras que el resto se contrata con lo que sacamos de la barraca”, dijo Iriarte.

En palabras del edil de Festejos, las fiestas de la localidad son muy participativas. Por ejemplo, ayer los padres se encargaron de sacar a los gigantes por las calles de la localidad al son de la charanga Malakate goria y las cuadrillas son las que, por turnos, trabajan en la barraca.

Entre los actos más destacados, señaló el concurso de disfraces del día 31 de agosto y el día del ajoarriero, que se celebra el último día. “Disfrazarse es toda una tradición aquí. Este año es la 28ª edición del concurso y no hay nadie que se quede sin disfrazarse porque tenemos categoría infantil y de adultos y, al final, se premia al mejor traje“, explica Iriarte.

Ante un deseo para estas fiestas, desde el Ayuntamiento coincidieron en desear “unas felices fiestas a todos los mañerucos y mañerucas“.

Noticia cortesía de Noticias de Navarra