Orden ITC/4096/2006-Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27. Actualizado a 2014

La Orden ITC/4096/2006  ha sufrido varias modificaciones. Una de ellas por la Orden ITC/751/2010. Y otra por la Disposición final primera de la Orden IET/1311/2013. Algunos cambios son indirectos, como por ejemplo los que se derivan del Real Decreto-ley 13/2012 que ha suprimido, en su disposición final sexta la AER – Agencia Estatal de Radiocomunicaciones, pasando sus competencias a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

También ha habido otras versiones anteriores, como la indicada en la Orden de 27 de febrero de 1996, sobre reglamentación de la utilización de equipos de radio en la denominada banda ciudadana CB-27.

La última modificación sobre la que informé ayer, hace innecesario realizar gestiones de obtención de identificativo para CB 27, y ya la Banda Ciudadana sobre la banda de 27 MHz se puede usar sin ese antiguo requisito. Es una modificación que no se ha realizado en una mención derogatoria o modificatoria explícita, sino que procede de la entrada en vigor de la nueva Ley General de Telecomunicaciones.

Por lo tanto, el texto de la Orden ITC/4096/2006, teniendo en cuenta todas las modificaciones, es el que indicaré a continuación. Hay que tener en cuenta que esta versón es NO-OFICIAL, ya que los textos publicados en el BOE son los que son. En esta versión se ha eliminado el capítulo 2 que trata sobre las autorizaciones y se han indicado con color gris las menciones a las autorizaciones, que ya no son de aplicación. Las menciones a la AER se han de entender referidas a la SETSI.

Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27. Actualizado a 2014

Las referencias contenidas en la presente Orden a normas derogadas se entenderán efectuadas a las normas vigentes que las sustituyan, de conformidad con el establecido en la disposición adicional única de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo)

La banda ciudadana agrupa una serie de frecuencias radioeléctricas armonizadas a nivel europeo destinadas a uso por los ciudadanos, en comunicaciones relacionadas con actividades de ocio o entretenimiento y, en cualquier caso, sin contenido económico. La Nota de Utilización Nacional UN-3 del Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias, aprobado por Orden ITC/1998/2005, de 22 de junio, especifica los valores de las frecuencias correspondientes.

El artículo 45 de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones, establece, en su punto 2 a), que el otorgamiento del derecho al uso de dicho dominio revestirá la forma de autorización administrativa si se trata de una reserva del derecho de uso especial, teniendo tal consideración el uso del espectro radioeléctrico por radioaficionados y otros sin contenido económico, como los de banda ciudadana, estableciéndose mediante reglamento el plazo de su duración y las condiciones asociadas exigibles.

El artículo 14 del Reglamento de desarrollo de la Ley 11/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, en lo relativo al uso del dominio público radioeléctrico, aprobado por la Orden del Ministro de Fomento de 9 de marzo de 2000, y modificado por el Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, establece que el otorgamiento y duración de las autorizaciones para el uso especial del dominio público radioeléctrico, así como las condiciones exigibles a sus titulares, se establecerán mediante orden.

La Conferencia Europea de Administraciones de Correos y Telecomunicaciones (CEPT), de la que España es miembro, ha adoptado diversas disposiciones referentes al uso de estaciones de la banda ciudadana CB-27, tendentes a armonizar características y procedimientos a escala supranacional, disposiciones que es necesario incorporar a la regulación nacional.

Por último, a la vista de la experiencia obtenida en la aplicación de la Orden de 27 de febrero de 1996, sobre reglamentación de la utilización de equipos de radio en la banda ciudadana y de las sugerencias efectuadas por diversos colectivos de usuarios de este tipo de estaciones, se estima necesario el establecimiento de una nueva norma que actualice el régimen aplicable al uso de las frecuencias de la banda ciudadana.

Se ha recabado en la elaboración de esta norma, el informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, de acuerdo con lo previsto en el artículo 48.3.h) de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones. Asimismo, se ha realizado el preceptivo trámite de audiencia a través del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, al amparo de lo dispuesto en la Ley 11/1998, de 24 de abril, desarrollada en este aspecto por el artículo 2.b) del Real Decreto 1029/ 2002, de 4 de octubre, por el que se establece la composición y funcionamiento de dicho órgano colegiado.

En su virtud, con la aprobación previa del Ministro de Administraciones Públicas, dispongo:

Artículo único Aprobación del Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27

Se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27, que se inserta a continuación.

DISPOSICIONES FINALES

(…)

Disposición final segunda Título competencial

Esta orden se dicta al amparo de lo dispuesto en el artículo 149.1.21.º de la Constitución, que atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de telecomunicaciones.

 

Reglamento de Uso del Dominio Público Radioeléctrico de la Banda Ciudadana CB-27

 

CAPÍTULO I

Disposiciones generales

 

Artículo 1 Objeto

1. El presente reglamento tiene por objeto la regulación del uso especial del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana, en desarrollo de la previsión establecida en el artículo 14 del Reglamento de desarrollo de la Ley 11/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, en lo relativo al uso del dominio público radioeléctrico, aprobado por Orden del Ministerio de Fomento de 9 de marzo de 2000, y modificado por el Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, el servicio universal y la protección de los usuarios, abarcando el régimen jurídico aplicable para el otorgamiento de autorizaciones administrativas de uso del espectro radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 y las condiciones de utilización de equipos radioeléctricos en esta banda.

2. En lo no particularmente previsto en el presente reglamento se estará a lo especificado en el desarrollo reglamentario al que hace referencia el artículo 44.1 de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones. Ver la nueva Ley General de Telecomunicaciones.

 

Artículo 2 Concepto de uso especial del espectro de la banda ciudadana CB-27

1. Tendrá la consideración de uso especial del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27, el uso de las frecuencias que se señalan en el anexo I de este reglamento, con las características técnicas en el mismo especificadas y con potencias superiores a 100 mW, de forma compartida sin exclusión de terceros, en actividades de ocio o sin fines de lucro ni contenido económico.

2. El uso del dominio público radioeléctrico reconocido en este reglamento no garantiza el derecho a su mantenimiento en el tiempo. Por razones de eficiencia en el uso del espectro radioeléctrico o por razones técnicas de atribución de bandas, el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF), podrá modificar el carácter de uso especial de determinadas bandas, subbandas o frecuencias y establecer su atribución para otros usos. En dicho caso, se señalará en la orden de modificación del CNAF un periodo transitorio de adaptación o amortización de los equipos, no originando, en ningún caso, derecho de indemnización a los actuales usuarios.

 

Artículo 3 Terminología

A los efectos de este reglamento, los términos definidos en el anexo I tendrán el significado que allí se les asigna. Cualquier otro término no incluido en dicho anexo tendrá el significado asignado en el anexo II de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones o en el artículo 1 del Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

 

CAPÍTULO II

Autorización del uso del espectro radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27

 

CAPÍTULO III

Estaciones de la banda ciudadana CB-27

 

Artículo 10 Características técnicas de las estaciones de la banda ciudadana CB-27

Las características técnicas a que han de ajustarse en su funcionamiento las estaciones de la banda ciudadana CB-27 se detallan en el anexo I del presente reglamento, entendiéndose éstas como valores máximos permitidos.

 

Artículo 11 Condiciones de instalación de las estaciones de la banda ciudadana CB-27

La autorización de las estaciones fijas quedará condicionada, en cualquier caso, a la ausencia de perturbaciones a otros servicios radioeléctricos autorizados existentes en sus proximidades, así como al cumplimiento de las disposiciones vigentes en materia de seguridad nacional, de servidumbres radioeléctricas o aeronáuticas, de medio ambiente, de ordenación del territorio o cualquier otra que le resulte de aplicación. La obtención de los permisos o autorizaciones relacionadas con estas materias serán por cuenta y a cargo de los solicitantes de la autorización.

Las antenas se instalarán en los tejados o azoteas de los edificios o sobre el terreno en soportes autosostenidos lo más alejadas posible de las antenas receptoras de radiodifusión y televisión y fuera de la dirección de recepción de las mismas, no dispondrán de ganancia superior a 6 dB y carecerán de directividad en el plano horizontal.

No está permitida la instalación de estaciones de banda ciudadana CB-27 a bordo de aeronaves. Asimismo, no está permitido la instalación de estaciones repetidoras de señal, ni las comunicaciones vía satélite.

Ir a Norma modificadoraArtículo 11 redactado por el número cuatro del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

Artículo 12 Normas de uso de las estaciones de la banda ciudadana CB-27

1. La utilización de las estaciones CB 27 se ajustará a las siguientes normas:

  • a) La autorización CB-27 deberá acompañar siempre a la estación que se esté utilizando en cada momento.
  • b) Todo cambio de ubicación de las estaciones fijas deberá ser notificado, para su autorización, a la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones correspondiente.
  • c) No está permitido el acoplamiento a las estaciones de la banda ciudadana CB-27 de dispositivos que permitan obtener potencias superiores a las autorizadas. Las estaciones de CB-27 podrán interconectarse a través de otras instalaciones de telecomunicación autorizadas, siempre que esta interconexión se realice con fines relacionados con actividades propias de la banda ciudadana. En el caso de empleo, para esta interconexión, del dominio público radioeléctrico, se estará a lo dispuesto en este reglamento y en el Reglamento de desarrollo de la Ley 32/2003, General de Telecomunicaciones, en lo relativo al uso del dominio público radioeléctrico, aprobado por Real Decreto 863/2008, de 23 de mayo.Los dispositivos que se utilicen para la conexión a redes públicas de telecomunicación estarán diseñados y construidos de forma que no puedan causar daños o interferencias a las redes a las que se conecten.El titular de la estación CB-27 será, en cualquier caso, responsable de las emisiones que a través de su estación pudieran efectuarse.
  • d) La modalidad de funcionamiento de las estaciones será en «simplex», utilizando la misma frecuencia en transmisión y recepción.

2. Las estaciones de la banda ciudadana CB-27 deberán aceptar la interferencia perjudicial que pueda resultar de las aplicaciones industriales, científicas y médicas en aquellos canales que, de acuerdo con el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias, son compartidos por ambas aplicaciones.
3. En la utilización de las estaciones de banda ciudadana CB-27 no está permitido:

  • a) La transmisión de comunicaciones de terceras personas o con destino a un tercero, salvo cuando se trate de temas específicos de la actividad propia del uso de la banda ciudadana o de comunicaciones de socorro.
  • b) La emisión de señales, música, anuncios, propaganda o informaciones de cualquier tipo, a excepción de las relacionadas con la actividad propia de la banda ciudadana.
  • c) La emisión continua de una onda portadora no modulada.
  • d) El empleo inadecuado de las señales de alarma, socorro, urgencia y seguridad definidas en el Reglamento de Radiocomunicaciones.

 

Ir a Norma modificadoraArtículo 12 redactado por el número cinco del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

Artículo 13 Estaciones colectivas de asociaciones CB-27

Las asociaciones de usuarios de la banda ciudadana CB-27 reconocidas podrán ser autorizadas a instalar estaciones colectivas, de cuya utilización será responsable un miembro de la asociación, designado por su Junta Directiva. Estas estaciones deberán cumplir las mismas normas técnicas y administrativas que las instalaciones individuales.

 

Artículo 14 Desmontaje de las instalaciones

Cuando se revoque la autorización CB-27, cualquiera que sea la causa, el interesado está obligado, con todos los gastos a su cargo, a proceder al desmontaje de las instalaciones, incluso de las antenas.

Ir a Norma modificadoraArtículo 14 redactado por el número seis del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

CAPÍTULO IV

Identificación de las emisiones

 

Artículo 15 Distintivos de llamada

Toda autorización CB-27 tendrá asignado un distintivo de llamada de acuerdo con la siguiente estructura: ECB XX YYY, donde:

  • XX: Campo numérico con dos cifras que coincidirán con las dos primeras cifras del código postal de la provincia donde se expida la autorización. En caso necesario, podrán utilizarse otras combinaciones de dos cifras. En el caso de las ciudades de Ceuta y Melilla se utilizarán las cifras 51 y 52, respectivamente.
  • YYY: Campo alfabético de tres letras, desde AAA hasta ZZZ, que se otorgarán correlativamente por cada Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones. Quedan excluidas las combinaciones DDD, PAN, SOS, TTT, XXX y las que comiencen con la letra Q.

 

Artículo 16 Identificación de las emisiones

Las emisiones de las estaciones de banda ciudadana CB-27 se identificarán mediante la transmisión de su distintivo de llamada al comienzo y final de cada emisión. Esta norma puede verse modificada en el caso de que las emisiones sean de muy corta duración o por el contrario demasiado extensas. En ambas circunstancias deberá darse el distintivo de llamada al menos cada diez minutos. La identificación de las emisiones de las estaciones móviles se efectuará añadiendo al distintivo de llamada las palabras móvil, móvil marítima, o portátil, según proceda.

 

CAPÍTULO V

Obligaciones del titular de una autorización de estación de la banda ciudadana CB-27

 

Artículo 17 Normas generales de uso

1. La utilización de estaciones de la banda ciudadana CB-27 será únicamente con fines de ocio y recreo, no profesionales, sin ánimo de lucro ni contenido económico. La realización de emisiones deberá efectuarse con las características técnicas indicadas en la autorización CB-27.

2. Todo titular de autorización CB-27 vendrá obligado a colaborar con sus medios radioeléctricos, para satisfacer las necesidades de comunicaciones relacionadas con operaciones de socorro en caso de catástrofes naturales y a requerimiento de la autoridad competente.

Si el titular de autorización CB-27 captase una comunicación de socorro procedente de una estación en peligro, deberá hacer lo posible para que dicha comunicación llegue cuanto antes a la autoridad competente en la materia. Todos los usuarios quedan obligados a cesar sus emisiones, en los casos que sea preciso, en el canal 9 (27,065 MHz), destinado al curso del tráfico de socorro y urgencia en todo el territorio nacional, quedando a la escucha en el mencionado canal hasta que dicho tráfico finalice o no se requiera su colaboración.

3. Para una mejor utilización del espectro de frecuencias disponible se procurará que los mensajes trasmitidos sean de corta duración.

4. En el caso de estaciones móviles y para hacer posible su control por los servicios correspondientes, el aparato debe ser fácilmente extraíble de su ubicación.

5. Las transmisiones entre estaciones de la banda ciudadana no deberán codificarse para ocultar su significado.

 

Artículo 18 Medidas de seguridad

Todo titular de una autorización CB-27 deberá garantizar el uso correcto de sus estaciones, impidiendo su uso por terceras personas no titulares de autorización CB-27. Asimismo, el titular de una autorización CB-27 está obligado a observar las normas de seguridad establecidas para evitar cualquier tipo de accidente derivado del uso de sus estaciones. Las antenas y elementos anejos deberán ser mantenidos adecuadamente, debiendo subsanar de forma inmediata cualquier anomalía que afecte a la seguridad de los bienes o las personas. La AER no será responsable, en ningún caso, del incumplimiento de tales normas.

Ir a Norma modificadoraArtículo 18 redactado por el número siete del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

Artículo 19 Interferencias a otros servicios de telecomunicaciones

Las emisiones de las estaciones de la banda ciudadana CB-27 no deben ocasionar interferencias a otros servicios de telecomunicación debidamente autorizados o a la recepción de emisiones de radiodifusión sonora o de televisión, debiendo cesar en sus emisiones hasta que se hayan eliminado las causas que la producen o durante el plazo dado al titular de la estación interferida para su revisión y adopción de las medidas apropiadas para eliminarla, tal como se indica en el artículo siguiente.

 

Artículo 20 Medidas a adoptar en caso de interferencia

Si previa comprobación por el personal de la Administración, se determinase que una estación de la banda ciudadana CB-27 causa interferencias a otras instalaciones de telecomunicación autorizadas o a la recepción de emisiones de radiodifusión sonora o de televisión, el titular de la autorización deberá, a su costa y siguiendo las directrices de la Administración, adoptar en su estación todas las medidas razonables, de tipo técnico, para eliminar dicha interferencia.

Si una vez adoptadas las medidas anteriores subsistiera la interferencia, se requerirá al titular de las instalaciones interferidas para que, en el plazo máximo de un mes, a partir de la recepción del escrito de la Administración en el que se indique la necesidad de hacerlo, revise las instalaciones interferidas y adopte, a su cargo, las medidas apropiadas para eliminarla, advirtiéndole de que de no hacerlo así se le tendrá por desistido de su reclamación, previa resolución de la Administración.

Ir a Norma modificadoraArtículo 20 redactado por el número ocho del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

CAPÍTULO VI

Inspección y régimen sancionador

 

Artículo 21 Funciones inspectoras y sancionadoras

Las estaciones de la banda ciudadana CB-27 quedan sometidas a la inspección de la AER, que la ejercerá en la forma y tiempo que estime oportunos, quedando obligados los titulares de las autorizaciones a facilitar el acceso a los emplazamientos de las instalaciones a los funcionarios nombrados al efecto.

Conforme a lo dispuesto en el título VIII de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones, todo titular de autorización CB-27 está obligado a facilitar al personal de la Inspección de Telecomunicaciones en el ejercicio de sus funciones, la inspección de los aparatos e instalaciones y de cuantos documentos, permisos o autorizaciones esté obligado a llevar o poseer. Los funcionarios adscritos a la Inspección de las Telecomunicaciones tendrán, en el ejercicio de sus funciones, la consideración de autoridad pública y podrán solicitar, a través de la autoridad gubernativa correspondiente, el apoyo necesario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

 

Artículo 22 Régimen sancionador

La tipificación de las infracciones, sanciones, prescripciones y competencias sancionadoras será la establecida en el título VIII de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.

 

Artículo 23 Adopción de medidas

Las medidas temporales o definitivas de intervención de las instalaciones y las subsiguientes operaciones de desmontaje serán, en todo caso, por cuenta y riesgo del infractor.

 

ANEXO I

Características técnicas de las estaciones de la banda ciudadana CB-27

1. Terminología y definiciones:

  • a) Administración: Todo departamento o servicio gubernamental responsable del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, del Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y de sus Reglamentos Administrativos.
  • b) Anchura de banda necesaria: Anchura de la banda de frecuencias estrictamente suficiente para asegurar la transmisión de la información a la velocidad y con la calidad requeridas en condiciones específicas, para una clase de emisión dada.
  • c) Anchura de banda ocupada: Anchura de la banda de frecuencias tal que, por debajo de su frecuencia límite inferior y por encima de su frecuencia límite superior, se emitan potencias medias iguales cada una a un 0,5 por 100 de la potencia media total de una emisión dada.
  • d) Asociación de usuarios de banda ciudadana CB-27: Asociación legalmente constituida y reconocida como tal por la Administración por figurar en sus Estatutos como finalidades específicas las propias de los usuarios de equipos de banda ciudadana.
  • e) Clase de emisión: Conjunto de caracteres en función de las características de una emisión, a saber: tipo de modulación de la portadora principal, naturaleza de la señal moduladora, tipo de información que se va a transmitir, así como también, en su caso, cualesquiera otras características. Cada clase se designa mediante un conjunto de símbolos normalizados.
  • f) Distintivo de llamada: Identificación de una estación de banda ciudadana.
  • g) Dominio público radioeléctrico: Espacio por el que pueden propagarse las ondas radioeléctricas.
  • h) Emisión fuera de banda: Emisión en una o varias frecuencias situadas inmediatamente fuera de la anchura de banda necesaria, resultante del proceso de modulación, excluyendo las emisiones no esenciales.
  • i) Emisión no esencial: Emisión en una o varias frecuencias situadas fuera de la anchura de banda necesaria, cuyo nivel puede reducirse sin influir en la transmisión de la información correspondiente. Las emisiones armónicas, las emisiones parásitas, los productos de intermodulación y los productos de la conversión de frecuencias están comprendidos en las emisiones no esenciales, pero están excluidas las emisiones fuera de banda.
  • j) Emisiones no deseadas: Conjunto de las emisiones no esenciales y de las emisiones fuera de banda.
  • k) Espectro radioeléctrico: Ondas electromagnéticas cuyas frecuencias están comprendidas entre 9 kHz y 3.000 GHz, que se propagan por el espacio sin guía artificial.
  • l) Estación de banda ciudadana: Transmisor y receptor (transceptor) de radiocomunicaciones, destinado a intercambiar mensajes hablados con fines de ocio y recreo que utiliza cualquier frecuencia de las indicadas en la nota de utilización UN-3 del Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF) en modalidad de «simplex» (emisión y recepción alternativas).
  • m) Estación colectiva de banda ciudadana: Estación fija cuya titularidad corresponde a una asociación de usuarios de banda ciudadana reconocida.
  • n) Estación fija de banda ciudadana: Estación utilizada en una ubicación determinada y cuya antena está instalada permanentemente en una ubicación geográfica fija.
  • ñ) Estación móvil de banda ciudadana: Estación destinada a ser utilizada en movimiento o mientras esté detenida en puntos no determinados.
  • o) Estación portátil de banda ciudadana: Estación móvil que posee antena y fuente de energía incorporadas al propio equipo.
  • p) Estación radioeléctrica: Uno o más equipos transmisores o receptores de radio, o una combinación de transmisores y receptores, incluyendo las instalaciones accesorias, necesarios para asegurar un servicio de radiocomunicación o el servicio de radioastronomía en un lugar determinado.
  • q) Frecuencia asignada: Valor nominal de la frecuencia portadora (sin modular) o de la frecuencia de emisión.
  • r) Ganancia de una antena: Relación, generalmente expresada en decibelios, que debe existir entre la potencia necesaria a la entrada de una antena de referencia sin pérdidas y la potencia suministrada a la entrada de la antena en cuestión, para que ambas antenas produzcan, en una dirección dada, la misma intensidad de campo, o la misma densidad de flujo de potencia, a la misma distancia. Salvo que se indique lo contrario, la ganancia se refiere a la dirección de máxima radiación de la antena. Eventualmente puede tomarse en consideración la ganancia para una polarización especificada. OJO Según la antena de referencia elegida se distingue entre:
    • 1.º La ganancia isótropa o absoluta (Gi), si la antena de referencia es una antena isótropa aislada en el espacio.
    • 2.º La ganancia con relación a un dipolo de media onda (Gd), si la antena de referencia es un dipolo de media onda aislado en el espacio y cuyo plano ecuatorial contiene la dirección dada.
    • 3.º La ganancia con relación a una antena vertical corta (Gv), si la antena de referencia es un conductor rectilíneo mucho más corto que un cuarto de longitud de onda y perpendicular a la superficie de un plano perfectamente conductor que contiene la dirección dada.
  • s) Interferencia: Efecto no deseado provocado por una o varias emisiones, radiaciones, inducciones o sus combinaciones sobre la recepción en un sistema de radiocomunicación, que se manifiesta como degradación de la calidad, o pérdida de la información que se podría obtener en ausencia de este efecto no deseado.
  • t) Interferencia perjudicial: Interferencia que compromete el funcionamiento de un servicio de radionavegación o de otros servicios de seguridad o que degrada gravemente, interrumpe repetidamente o impide el funcionamiento de un servicio de radiocomunicación legalmente establecido y explotado de acuerdo con el Reglamento de Radiocomunicaciones.
  • u) Medición de potencia: La medición de la potencia de emisión de un equipo de banda ciudadana se realizará, siempre que ello sea posible, con relación a la potencia de la portadora. En las clases de emisión en las que la portadora está suprimida o reducida más de 6 dB, la medición se realizará con relación a la potencia en la cresta de la envolvente. Los procedimientos de medición de potencia se ajustarán a las Recomendaciones UIT-R que sean aplicables.
  • v) Ondas radioeléctricas u ondas hertzianas: Ondas electromagnéticas, cuya frecuencia se fija convencionalmente por debajo de 3.000 GHz, que se propagan por el espacio sin guía artificial.
  • w) Potencia de la portadora: La media de la potencia suministrada a la línea de alimentación de la antena por un transmisor durante un ciclo de radiofrecuencia en ausencia de modulación.
  • x) Potencia en la cresta de la envolvente: La media de la potencia suministrada a la línea de alimentación de la antena por un transmisor en condiciones normales de funcionamiento, durante un ciclo de radiofrecuencia, tomado en la cresta más elevada de la envolvente de modulación.
  • y) Potencia isótropa radiada equivalente (p.i.r.e.): Producto de la potencia suministrada a la antena por su ganancia con relación a una antena isótropa en una dirección dada (ganancia isótropa o absoluta).
  • z) Potencia radiada aparente (p.r.a.): Producto de la potencia suministrada a la antena por su ganancia con relación a un dipolo de media onda en una dirección dada.
    • aa) Radiocomunicación: Toda telecomunicación transmitida por medio de ondas radioeléctricas.
    • ab) Telecomunicación: Toda transmisión, emisión o recepción de signos, señales, escritos, imágenes, sonidos o informaciones de cualquier naturaleza por hilo, radioelectricidad, medios ópticos u otros sistemas electromagnéticos.
    • ac) Tolerancia de frecuencia: Desviación máxima admisible entre la frecuencia asignada y la situada en el centro de la banda de frecuencias ocupada por una emisión. Se expresa en millonésimas o en hertzios.
    • ad) Uso especial del dominio público radioeléctrico:Uso de bandas y frecuencias que se señalen como de uso compartido, sin exclusión de terceros, no considerado como de uso común, para fines de mero entretenimiento u ocio y sin contenido económico.

2. Relación de canales y frecuencias utilizables por las estaciones CB-27.

Número de canal Frecuencia MHz Número de canal Frecuencia MHz
1 26,965 21 27,215
2 26,975 22 27,225
3 26,985 23 27,255
4 27,005 24 27,235
5 27,015 25 27,245
6 27,025 26 27,265
7 27,035 27 27,275
8 27,055 28 27,285
9 27,065 29 27,295
10 27,075 30 27,305
11 27,085 31 27,315
12 27,105 32 27,325
13 27,115 33 27,335
14 27,125 34 27,345
15 27,135 35 27,355
16 27,155 36 27,365
17 27,165 37 27,375
18 27,175 38 27,385
19 27,185 39 27,395
20 27,205 40 27,405

 

3. Clases de emisión autorizadas.

6K00F3E: Telefonía con modulación de frecuencia.

Asimismo, con carácter temporal y experimental, y en los plazos y condiciones técnicas que la AER establezca, podrán ser utilizadas las siguientes clases de emisión:

6K00A3E: Telefonía con modulación de amplitud, doble banda lateral.

3K00H3E: Telefonía con modulación de amplitud, banda lateral única con portadora completa.

3K00R3E: Telefonía con modulación de amplitud, banda lateral única con portadora reducida.

3K00J3E: Telefonía con modulación de amplitud, banda lateral única con portadora suprimida.

Por último, con carácter experimental, podrán ser utilizadas emisiones con modulaciones digitales cuyos niveles de emisiones no deseadas no superen los correspondientes a las anteriormente citadas.

Ir a Norma modificadoraNúmero 3 del anexo I redactado por el número nueve del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

4. Potencia del transmisor.

La potencia de los equipos de CB-27 no será superior a 4 vatios para las clases de emisión F3E, A3E y modulaciones digitales y a 12 vatios de potencia de cresta de la envolvente en los distintos casos de modulación de amplitud con banda lateral única.

Ir a Norma modificadoraNúmero 4 del anexo I redactado por el número nueve del artículo único de la OM ITC/751/2010, de 22 de marzo, por la que se modifica la Orden ITC/4096/2006, de 28 de diciembre, por la que se aprueba el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 («B.O.E.» 27 marzo).Vigencia: 28 marzo 2010

 

 

 

Supresión de la licencia individual para el uso de las frecuencias de la Banda Ciudadana CB-27

El pasado  12 de mayo de 2014, la SETSI ha publicado una importante nota sobre la SUPRESIÓN DE LA LICENCIA INDIVIDUAL PARA EL USO DE LAS FRECUENCIAS DE LA BANDA CIUDADANA CB-27.

NOTA DE LA SECRETARÍA DE ESTADO DE TELECOMUNICACIONES Y PARA LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN EN RELACIÓN CON LA SUPRESIÓN DE LA LICENCIA INDIVIDUAL PARA EL USO DE LAS FRECUENCIAS DE LA BANDA CIUDADANA CB-27

Con la entrada en vigor de la nueva Ley 9/2014 de 9 de mayo General de Telecomunicaciones, publicada en el Boletín Oficial del Estado del pasado día 10 de mayo, el uso de las frecuencias de la Banda Ciudadana CB-27 ya no está catalogado como de uso especial y en consecuencia dejarán de tramitarse las, hasta ahora preceptivas, licencias individuales CB-27. El uso de esta banda de frecuencias no precisará por tanto de ningún tipo de solicitud ni otros trámites ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.
Independientemente de que no se precise licencia individual, se mantienen como obligatorias, para las emisiones en esta banda de frecuencia, las condiciones técnicas (numeración de canales, potencias emisión, clases de emisión, etc.) establecidas en la Nota de Utilización nacional UN-3, del Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (http://www.minetur.gob.es/telecomunicaciones/Espectro/CNAF/notasUN2013.pdf) y en el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico de la banda ciudadana CB-27 (http://www.boe.es/boe/dias/2007/01/06/pdfs/A00835-00845.pdf ).
Asimismo se mantienen como obligatorias para los usuarios de esta banda de frecuencias el resto de las condiciones establecidas en el Reglamento antes citado, no relacionadas con la exigencia de la licencia individual.

Madrid,12 de mayo de 2014

 

EA4GPT QRZ

El código Q es un código de señales de tres letras utilizado en Radiocomunicaciones. Lo emplean, entre otros los radioaficionados.

He escrito varios artículos sobre la radioafición en este blog. En mi caso es una afición que traigo desde hace unos 45 años. Pero solo recientemente he dado algunos pasos para obtener el indicativo. Por fin lo he conseguido y lo dejo aquí identificado (EA4GPT) asociándolo al código Q correspondiente: QRZ (indicativo de llamada)

Este es un hito significativo. Otro que di en 2011 fue el de obtener el indicativo de escucha EA4313URE.

Y, anteriormente la obtención de indicativo para Banda Ciudadana CB27:  ECB81AZU en el año 1996.

Siguiendo con el resumen sobre códigos Q, otros Códigos Q usados normalmente por los radioaficionados son los siguientes:

Código Forma afirmativa Forma interrogativa Ejemplo
QRA ¿Como se llama su barco ( o estación )? Mi barco ( o estación ) se llama…) Mi estación es EA7FOY
QRG Mi frecuencia es… ¿Cuál es su frecuencia? Tu QRG es 10.368 MHz.
QRK Su señal es ininteligible. ¿Es mi señal inteligible? Tu transmisión es QRK.
QRL Esta frecuencia está ocupada. ¿Esta frecuencia está ocupada? Utilizada casi exclusivamente con código Morse.
QRM Interferencia artificial. Hay otro QSO 2 KHz abajo que me produce mucho QRM.
QRN Ruido de electricidad estática o atmosférica. Hoy la banda esta ruidosa; oigo mucho QRN.
QRO Aumentar potencia de emisión. Necesito QRO cuando la propagación es mala.
QRP Bajar potencia de emisión. Estoy usando un equipo QRP casero de 3 vatios.
QRQ Aumento la velocidad de transmisión. ¿Puede aumentar la velocidad de transmisión? Aumento la velocidad de transmisión.
QRS Envío el código Morse más despacio. ¿Puede enviar el código Morse más despacio? Por favor QRS, soy novato en código Morse.
QRT Ceso la transmisión. ¿Puede cesar su transmisión? Me ha encantado hablar contigo, pero quedo QRT para cenar.
QRV Listo para recibir. ¿Está Ud. listo para recibir? ¿Estarás QRV en la próxima expedición?
QRX Esperar un momento, lo llamaré nuevamente. ¿Puede Ud. esperar a ser llamado nuevamente? Por favor QRX en… (hh/mm/ss).
QRY Turno. ¿Cual es mi QRY?
QRZ Le llama … ( en kHz ( o MHz) ). |
QSA Intensidad de señal. Tu QSA es 9+40.
QSB La señal se desvanece. ¿La señal se desvanece? Recibo tu señal con QSB.
QSL Acuse de recibo. ¿Acusa Ud. recibo? QSL a tu última transmisión.
QSO Establecer conversación con… ¿Puede Ud. establecer comunicación con..? Por favor, haga Ud. QSO con (nombre o estación).
QSY Cambio de frecuencia a… ¿Podemos cambiar de frecuencia a…? Haz QSY 5 KHz arriba.
QTC Tengo mensaje para terceros ¿Tiene mensaje para terceros? Te envío QTC para… (Nombre o estación).
QTH Posición geográfica o Ubicación ¿Cuál es su posición o ubicación? Mi QTH es South Park, Colorado.
QTR Hora exacta. ¿Cuál es la hora exacta? QTR es 2000 Z.
QRU Estado ¿Cuál es su estado? Aca todo esta QRU positivo.

 

Fianzas y objetos desaparecen de juzgados lentos y desorganizados

¿Puede decirse lo mismo en junio de 2014? Porque este era el titular de una noticia de El País del 29 de junio de 1997. El autor de la noticia era Bonifacio de la Cuadra.

La desorganización de muchos juzgados y el lento sistema de trabajo motiva la mayor parte de las reclamaciones de indemnización por anormal funcionamiento de la Administración de Justicia, informadas favorablemente por el Consejo General del Poder Judicial. He aquí casos de objetos o fianzas que se pierden o retrasos que perjudican.34 diskettes y una pistola. En 1991 la policía registró un despacho, en el que intervino 34 diskettes de ordenador y una pistola y los puso a disposición de un juzgado de Santander. Cuando tres años después se acordó su devolución, no pudo efectuarse, por ignorarse donde se encontraban. Juan García Arbiza valora las pérdidas en un total de 5.315.000 pesetas, que reclama al Ministerio de Justicia.

Incendio en la Audiencia. José Miguel Martínez pide 20 millones de pesetas por los danos y perjuicios materiales y morales sufridos por el retraso de 14 años en un proceso penal contra él en el que terminó siendo absuelto y que le obligó a la presentación quincenal en el juzgado. Hubo que reconstruir el sumario por el incendio ocurrido en la Audiencia de Alicante, por falta de vigilancia nocturna.

Tabaco robado esfumado. Álvaro Morla García reclama 158.390 pesetas, importe del tabaco que le fue sustraído en 1993 de un vehículo suyo y que fue recuperado por la Guardia Civil, que lo entregó a un juzgado de León, en donde se esfumó.

739 días de cárcel indebida. Nueve millones de pesetas pide Cristóbal Sánchez Girona como indemnización por los 739 días de prisión provisional indebida en un proceso penal en Tarragona en el que finalmente fue absuelto. Solicita 5,9 millones por daños materiales (8.000 pesetas por cada uno de los 739 días indebidos de cárcel) y el resto, hasta nueve millones, por perjuicios morales.

Pérdida de tres fianzas. Ángel Marcen Seral reclama las 600.000 pesetas -más intereses- que depositó en 1986 en un juzgado de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) como fianza por su libertad provisional, y que de modo indebido fueron devueltas a una tercera persona. Igual hace Agustín Arellano Mollano respecto a las 100.000 pesetas que en 1982 ingresó por el mismo motivo en un juzgado de Bergara (Guipuzcoa) y que en 1993. no le devolvieron por no aparecer el resguardo justificativo del ingreso. Tampoco apareció en 1994, en un juzgado de Bilbao, el ingreso de 25.000 pesetas hecho por Ana María Tascón Fernández 10 años antes, a cambio de la libertad de su marido, por lo que también reclama.

Un abogado reclama al Estado 55,4 millones al ser absuelto tras ocho años de procesamiento

Un abogado procesado durante ocho años y luego absuelto reclama al Estado 55,4 millones. Los familiares de sendos difuntos piden seis millones por haber ordenado los jueces enterrarles sin avisar de la aparición de los cadáveres. Son algunas de las reclamaciones al Ministerio de Justicia por anormal funcionamiento judicial, por más de 132 millones, de pesetas, informadas favorablemente, en sus primeros meses de mandato, por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) elegido en 1996. Más de la mitad del medio centenar de informes confirma el anormal funcionamiento judicial, en su mayor parte por retrasos o pérdidas de objetos o fianzas en los juzgados. Pero sólo en un caso cree el CGPJ repercutible la indemnización sobre el juez.

Frente al deficiente funcionamiento de la Administración de Justicia, la Constitución de 1978 estableció una solución escoba, para cuando a los ciudadanos perjudicados les fracasan otros recursos y resortes jurídicos. El artículo 121 establece que “los daños causados por error judicial, así como los que sean consecuencia del funcionamiento anormal de la Administración de Justicia, darán derecho a una indemnización a cargo del Estado, conforme a la ley”.En 1985 se desarrolló por ley ese precepto y comenzaron a producirse las reclamaciones por anormal funcionamiento de la Administración de Justicia. Según los últimos datos disponibles -el actual Ministerio de Justicia no ha podido facilitar durante esta semana los datos relativos a 1996, recabados por este periódico-, desde principios de 1991 a finales de 1995 costaron al Estado 174 millones de pesetas, distribuídos entre 148 reclamaciones estimadas, de un total de 1.038 en los cinco años.

Estafa inexistente

De la nueva hormada de reclamaciones estudiadas por el nuevo CGPJ -que, como el anterior, informa a favor más de la mitad- destaca, por su importe, la del abogado que pide al Estado 55.444.430 pesetas. Se trata de José María Torne Farré, de 64 años, que ha ejercido la abogacía durante 37 años en Cataluña. En 1986 fue procesado en Valencia por presuntos delitos de estafa e introducción y puesta en circulación de títulos al portador falsos. En 1994, tras una serie de peripecias procesales, Torne fue absuelto de tales delitos. En consecuencia, reclama 444.430 pesetas por gastos, 30 millones por daños morales -habida cuenta su profesión, las penas pedidas y los ocho años y cuatro meses que estuvo procesado- y 25 millones “por baja en el rendimiento económico de su bufete”.El CGPJ informa que se ha producido funcionamiento anormal de la Justicia, entre otras razones porque el letrado “estuvo sometido a procesamiento durante más de ocho años, sin que sea atribuible a su actuación la dilación del mismo, no siendo, por otra parte, la materia debatida de una complejidad que pudiera justificar tan dilatada tramitación”.

Otras dos reclamaciones guardan relación con la falta de información sobre la muerte de dos personas. En un caso, Cristóbal Criado se queja de que no fue informado de la muerte de un hijo suyo, cuyo cadáver fue encontrado “con documentación acreditativa de su completa filiación y domicilio” en Cornellá (Barcelona).

Criado, pide un millón de pesetas por anormal funcionamiento de la Administración de Justicia, porque el juzgado archivó la investigación y acordó el entierro del cadáver sin haber realizado “actuación alguna” para localizar a la familia, que durante cinco meses estuvo buscando infructuosamente a su desaparecido, incluso a través de un programa de televisión. El CGPJ informa favorablemente la petición, ya que el juzgado contaba con “datos más que suficientes para, al menos, tratar de localizar a los familiares del finado”.

Cadáver identificado

Otro caso similar es el planteado por Santas Torrijos y María Elia Suárez, madre y esposa de otro difunto. Ambas narran que el 27 de agosto de 1994 fue hallado en Las Palmas de Gran Canaria el cadáver de su familiar, identificado con DNI, NIF y otros efectos personales, a pesar de lo cual los familiares no fueron informados. Dos meses después un amigo comunicó que había fallecido. Preguntaron, en el Juzgado de Instrucción número 5 y se les contestó que “casos de esos había muchos”. Ambas mujeres alegan los sufrimientos padecidos y solicitan cinco millones de pesetas por los daños morales causados.El CGPJ estima que se produjo anormal funcionamiento judicial. Razona que cuando el 3 de noviembre de 1994 se entregaron los efectos personales del fallecido a las reclamantes, entre ellos existía una cartera con el DNI y el NIF y otra documentación personal que habría permitido informarles. No hacerlo les privó de la toma de decisiones “pertenecientes a un ámbito tan íntimo como el de los sentimientos y emociones (…) ligados al enterramiento de un familiar”.

El juez que la hace sigue sin pagarla

La Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) permite al Ministerio de Justicia repercutir el importe de la indemnización pagada por el Estado, por anormal funcionamiento de la justicia, sobre el juez o magistrado responsable de los daños “por dolo [intencionalidad] o culpa grave”. Sin embargo, son escasísimos los casos en que se ha intentado. Los informes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano de gobierno de los jueces, también suelen eludir pronunciarse sobre la materia. El resultado es que, a veces, el juez que la hace no la paga.La Administración alega que la mayoría de tales indemnizaciones se derivan de problemas estructurales o no personalizables, por lo que no resulta fácil concretar la responsabilidad en un juez, un secretario u otro funcionario. Sin embargo, durante el mandato de Juan Alberto Belloch al frente del Ministerio de Justicia, en una ocasión se intentó recobrar de un juez de Sabadell (Barcelona) los 4,7 millones indemnizados por un retraso de casi cinco años en resolver un asunto.

El anterior CGPJ se planteó la actitud a adoptar en sus informes. El 26 de febrero de 1992 acordó formular un “pronunciamiento expreso” cuando quede clara “la improcedencia de la acción de repetición que asiste al Estado, (…) guardando silencio en caso contrario”. El actual CGPJ, en un informe de 15 de enero de 1997, acordó que si “aprecia que no concurren de modo manifiesto los requisitos necesarios para repetir contra el juez o magistrado que hubiera intervenido en el proceso de que se trate, podrá hacerlo constar así en su informe, mientras que, en caso contrario, si no puede excluirse la existencia de dolo o culpa grave, bastará con poner de manifiesto tal circunstancia”.

El CGPJ considera que la facultad discrecional de recuperar de los jueces el importe de la indemnización puede “constituir un elemento perturbador de la independencia jurisdiccional”, por lo que decide que sólo pondrá de manifiesto tal circunstancia, “de modo que no se efectue una invitación explícita o implícita al ejercicio de la acción de repetición”. Así lo ha hecho respecto a un juez que, en unión de una secretaria de un juzgado de Córdoba, autorizó la “indebida entrega de dinero embargado”, que dio lugar a la reclamación de 350.870 pesetas, más intereses, formulada por Luis Mengibar Jiménez, e informada a favor por el CGPJ.

Profesores de la VIII promoción de Irabia

El pasado sábado me acerqué por el Instituto Irabia (ahora Irabia-Izaga) de Pamplona que celebraba su 50 aniversario. Y además la fiesta de fin de curso. Impresionante el crecimiento del colegio en edificios e instalaciones en estos 50 años, desde el inicial de “la carbonilla”.

Los antiguos alumnos participamos en una concurrida comida en las que nos era difícil reconocer a nuestros antiguos compañeros.

Comida-50aniversario-Irabia-Antiguos-alumnos
Entre los recuerdos, los de antiguos profesores, algunos, tristemente, fallecidos.

Esta es una lista parcial de profesores que tuvimos la VIII promoción de alumnos de Irabia

  • José Antonio Arroqui
  • Primitivo Asenjo
  • Salvador Balda
  • José Calderero
  • José María Calvo
  • Leopoldo Ducloux
  • Frank Hevia
  • Enrique Jiménez
  • Jorge Larrazábal
  • Miguel Lozano
  • Luis Montañá
  • Pablo Millán
  • José Remigio Múgica
  • Mariano Royo
  • Ismael Sousa
  • Carlos Valseca
  • Aires Vaz

Se agradecen comentarios para ir completando la lista.

Actualización. Gracias a Sebastián Cerro tengo algunos nombres más:

  • Juan Pastor
  • José Mª Eslava
  • Juan Francisco Muñoz
  • Fernando Carbajo
  • José Manuel Mañú
  • Cipriano Sevillano
  • Miguel Blanco

Antonio Arellano menciona a Aeneas, (profesor de latín, con otro nombre), Carmelo, Fermin González,  Miguel Angel Irañeta (?)

Notas posteriores

  • José Calderero. Por su página en LinkedIn veo que hemos podido coincidir en el Centro Universitario Villanueva donde el ha sido Directivo y Profesor y yo he sido profesor del Master Cremades del sector Audiovisual. Ahora es Decano de la Facultad de Educación en la Universidad Internacional de la Rioja.
  • Enrique Jiménez escribió varios libros. Editorial Palabra da esta reseña del autor:  Enrique Jiménez nace en Logroño en 1945. Ejerce la docencia como maestro de Primaria en su tierra natal y en la capital navarra. Realiza la licenciatura en Pedagogía y el doctorado en Teología. Trabaja en diversos centros educativos como profesor. Un paréntesis en su labor docente le permite realizar el doctorado en Teología. En 1983 se ordena sacerdote y desde entonces su labor pastoral se desarrolla principalmente como capellán de diversos centros educativos en Madrid. En 2007 publica su primer libro de la colección Paso a Paso de la editorial Palabra: Cuentos para rezar con los labios y el corazón, al que suceden otros cuatro títulos: Mi Ángel de la Guarda se lo pasa genial, Ratos de oración, adoración y acción de gracias, Los milagros de Jesús nos ayudan a rezar,Mi Navidad más feliz.
  • Leopoldo Ducloux falleció en 1989. Tengo un recuerdo cariñoso de el. Le ayudaba durante algunos recreos con el Sistema de Clasificación Decimal Universal a clasificar libros en la biblioteca. Con los años fue un conocimiento que me fue útil cuando ayudé a mi esposa a poner en marcha la primera librería virtual española “Book on Hand”. En el web de Irabia se incluye una mención:  Don Leopoldo Ducloux, que en paz descanse, era quien había organizado la biblioteca de Irabia hace más de veinte años. Utilizaba un sistema tradicional, con ficheros, cada libro tenía su tarjeta, los libros estaban ordenados por autores en unas estanterías de mecano y tomaba nota a mano de quien se llevaba el libro… Pero era un sistema complejo que requería demasiado tiempo y un control exhaustivo de los libros. Ahora, a las puertas del siglo XXI, las tarjetas han sido sustituidas por las bases de datos informáticas y las destartaladas estanterías de mecano se han convertido en modernos armarios acristalados y cerrados, que impiden que los libros se estropeen por el polvo o que unas manos no autorizadas los retiren.
  • También hay una reseña en “romana.org” N° 9 • Luglio – Dicembre 1989 • Pagina 295: Leopoldo Ducloux Ruiz, nato a Rodezno (La Rioja, Spagna) il 17-III-1917, è stato tra i primi Aggregati dell’Opus Dei. Dopo aver esercitato la professione veterinaria nella provincia di nascita, dal 1965 si è dedicato all’insegnamento presso il Colegio Irabia, di Pamplona. E’ spirato in questa città il 24-XI-1989.
  • Carlos Valseca González figura entre los nombrados funcionarios de carrera en el Cuerpo de Profesores Agregados de Bachillerato, en la Orden de 1 de junio de 1978 (BOE de 1 de julio) con plaza en INB mixto Leganés. Me suena haberlo visto en las proximidades de IES “Conde Orgaz” de Madrid.
  • Aires Vaz. Fue Secretario Académico de la Facultad de Comunicación de Universidad de Navarra, Pamplona España durante 23 años desde 1975. Tuvo cargos de director adjunto de Alumni Navarrenses , adjunto al Vicerrector de Relaciones Internacional y Director of International Students en la Unviversidad de Navarra hasta noviembre de 2013. (visto en LinkedIn)
  • Mariano Royo falleció en 1985. Le tuve mucho cariño. En este blog le he dedicado varios artículos, entre ellos una referencia biográfica.
  • Pablo Millán Gallego, palentino de Alar del Rey, aparece como autor de los cuentos correspondientes a la colección Sauce de Primaria “El lobo Catuso”, “El niño cartero”, “Perro callejero”, “Luna de mayo”, “Zumbido de panal”, “La vieja leona”, “Mi elefante blanco”, “Golondrinas de verano”, “Gallo cantarín” y  “Poderoso mar” y otras obras como “Poemario alarense” (con Eduardo Peláez Roa) y  “Rutas rurales – Sendalar:  senderismo en el entorno del nacimiento del Canal de Castilla “.  Fue presidente de la Federación de Casas Regionales en Navarra y representante de la Casa de Palencia, que posteriormente daría lugar a la casa de Castilla y León en Navarra