Irabia: Medio siglo y 4.500 exalumnos

El diario Noticias de Navarra acaba de publicar un reportaje María Olazarán Juanmartiñena ilustrado con fotografía de Javier Bergasa y algunas cedidas por el colegio. El reportaje es del sábado, 13 de Diciembre de 2014

Medio siglo y 4.500 exalumnos

Alentados por el fundador del Opus Dei, un grupo de familias creó en 1964 el colegio Irabia. Eran 80 alumnos, ahora más de 1.700. Las chicas llegaron en 2000 y sólo podían cursar Infantil así que hace 6 años nació Izaga, que estrena sede en septiembre.

Irabia-La-CarbonillaEl colegio Irabia abrió sus puertas en 1964. Lo hizo en el edificio de La Carbonilla, en el barrio de La Rochapea, con tan sólo 80 alumnos y 8 profesores. Su impulsor fue el fundador del Opus Dei, José María Escrivá de Balaguer, que animó a un grupo de familias navarras a crear un colegio “abierto a personas de toda condición social”.

Cuatro años después se construyó el actual edificio de aulas en una superficie de 40.000 m2 de la Chantrea en la que se han ido construyendo nuevos inmuebles a lo largo de estos años. Este colegio concertado, que desde hace seis años pasó se llama Irabia-Izaga, ofrece una educación diferenciada, es decir, separa a los niños de las niñas a partir de 1º de Primaria. Esta es una de las señas de identidad de este centro bilingüe (el 50% de Infantil y más del 40% de las asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato se imparten en inglés) que apuesta por el aprendizaje cooperativo en la clase, la competencia comunicativa y el desarrollo del pensamiento crítico y creativo.

En la actualidad, el colegio está inmerso en la celebración de su 50º aniversario y lo hace con el orgullo de tener más de 4.500 exalumnos a sus espaldas. Aún no tiene antiguas alumnas. Deberá esperar a 2019-20 para ver la primera promoción de Izaga.

Historia: dos colegios en uno

Irabia se hace mayor e Izaga está en sus inicios

El edificio de aulas del colegio Irabia, donde estudian los chicos, respira antigüedad, historia. Han sido muchos los alumnos de Pamplona y la Comarca que se han formado entre esas cuatro paredes. “La primera promoción salió en 1972 y desde entonces tenemos más de 4.500 antiguos alumnos. El 55% procede de la Chantrea, Rochapea, San Jorge, Burlada, Villava, Huarte, Berriozar, Ansoáin y diversos pueblos de alrededor. Nos ubicamos en un barrio obrero y muchos de los estudiantes se preparaban para ir a la industria, que en aquella época estaba en auge, aunque también hubo muchos que fueron a la universidad”, explica el director de Irabia, Mikel Elía, que reconoce que hoy en día el perfil de las familias que eligen este centro “es más variado, porque la sociedad navarra es más diversa. Tenemos un 10% de inmigrantes de 30 países”. En su opinión, el colegio Irabia-Izaga es “un buen reflejo de la sociedad navarra”.

En el año 2000, y justo al lado del edificio de aulas, se construyó un inmueble moderno para albergar al alumnado de Infantil. Fue la primera vez que se escolarizaban alumnas. “Hasta ese momento nuestros alumnos iban al colegio Ángel de Aralar, ubicado en Burlada, que no era nuestro pero como si lo fuera”, recuerda el director de Irabia y añade “ya en 2007 se ampliaron las instalaciones y juntamos a todos los alumnos y alumnas de Infantil en el nuevo edificio. También hay aulas para niños y niñas de 1 y 2 años”.

La demanda de las familias para que sus hijas pudieran optar por el mismo proyecto educativo que tenían sus hijos a partir de la etapa de Primaria llevó a los responsables a fundar el colegio Izaga en 2008-09. “Hasta ese momento, las familias escolarizaban a sus hijas en Infantil y luego les llevaba a Miravalles, que también ofrece educación diferenciada, Jesuitinas o Teresianas”, recuerda Elía. Las primeras alumnas de Primaria estudiaban en el actual edificio de Infantil. Pero llegó un momento en el que ya no había espacio para todas por lo que en 2012-13 tuvieron que trasladarse al antiguo edificio de Maristas, en la avenida Galicia, mientras se edificaba el nuevo colegio sito en Cordovilla. “En la actualidad tenemos más de 300 alumnas de entre 6 y 13 años y en septiembre estrenará su sede definitiva”.

Presente y futuro

Apuesta por la innovació y el bilingüismo

Durante este medio siglo de historia, el colegio Irabia-Izaga se ha mantenido “fiel al espíritu cristiano y al respeto por la libertad personal” y ha procurado, afirma Elía, “mantenerse en la vanguardia de la innovación educativa y esforzarnos en la formación humana de nuestros alumnos”. El colegio es bilingüe castellano-inglés “desde finales de los 90” y en el presente curso se ha incorporado al Progama de Aprendizaje en Inglés (PAI) del Gobierno foral. “En Bachillerato los alumnos se examinan del Advanced (nivel C1) y cursan Francés como segunda lengua extranjera desde 5º de Primaria”, asegura Elía.

Otra de sus señas de identidad es su apuesta por el Thinking Based Learning , TBL (Aprendizaje basado en el pensamiento). “Tratamos de desarrollar el pensamiento crítico y creativo y trabajamos para crear culturas de pensamiento y colaboración en el aula”, explica Elía. En este sentido, el director asegura que “estamos trabajando para lograr la certificación del National Center for Teaching Thinking, que requiere la impartición de un currículo que integre la enseñanza de destrezas del pensamiento y un 60% de profesores certificados como profesores TBL”. Asimismo, este colegio trabaja a destajo el aprendizaje cooperativo en el aula y las competencias comunicativa y digital.

También conceden mucha importancia al ámbito cultural y artístico. De hecho hay 300 escolares matriculados en la línea de música, donde el lenguaje musical está integrado en el horario escolar mientras que los instrumentos y agrupaciones se realizan después de clase. El colegio tiene escuela y orquesta de música propia, y ambas tendrán un protagonismo especial en el músical Leo y la paz, que se celebrará este sábado en la sala principal de Baluarte y en el que participaran unos 400 alumnos. “En el acto intervendrá la presidenta Barcina, después hablaré yo y entregaremos unas placas conmemorativas a tres de los promotores del centro”, apunta Elía.

De cara al futuro, el director asegura que el reto es “que vaya calando” un proyecto educativo que, asegura, “está muy bien definido” con el objetivo de “preparar al alumnadoo para el mundo al que se deberán enfrentar en su vida adulta”.

Cronología

  • Años 60. Un grupo de familias, impulsados por el fundador del Opus Dei, creo en 1964 el colegio Irabia, primero en la Rochapea y cuatro años después se trasladó a la Chantrea. Solo para chicos.
  • 2000. Comienza la Educación Infantil (mixta) y se construye un edificio en las mismas instalaciones del primer inmueble.
  • 2008-09. Se crea el colegio femenino Izaga para dar continuidad al proyecto educativo.

1.700 estudiantes.

El colegio en la actualidad escolariza a más de 1.700 escolares (600 de Infantil y 1 y 2 años, 300 chicas y 880 chicos) y cuenta con 940 familias y 200 profesionales..