Open banking

La apertura de las APIs de los bancos a terceros, a través de plataformas abiertas (open platform) es lo que se denomina  open banking.

Las entidades financieras que ofrecen estas APIs se convierten en plataformas de crecimiento viral  ya que en ellas se apoyan otras entidades entre las que puede estar la próxima oferta disruptiva que revolucione un determinado modo de hacer las cosas.

Al abrir los datos de los bancos a desarrolladores, startups y otros partners del mundo Fintech, no solo se potencia la entidad sino también se empodera a sus clientes.

Además, en breve plazo, la Segunda Directiva de Pagos PSD2 hará obligatoria para las entidades financieras la disponibilidad de este tipo de interfaces para ponerlos a disposición de agregadores de información  e iniciadores de pagos.

El aspecto clave de estos futuros servicios de Open banking es la gestión de identidad, por lo que, claramente, las Fintech del futuro, en buena medida, serán Prestadores de Servicios de Confianza Digital y deberán someterse a lo previsto pr el Reglamento UE 910/2014 (#eIdAS)