Firma biómetrica de trazo escrito

firma-digitalizada2013El mercado de la firma biómetrica digital es todavía un sector incipiente pero que está ofreciendo muchas oportunidades a las empresas que ya han empezado a implantar esta tecnología. Entre otras ventajas, esta tecnología permite a los usuarios realizar firmas manuscritas en formato electrónico sobre tabletas de una forma totalmente segura y fiable, como si estuviese firmando un documento en papel. Los archivos se guardan y certifican no sólo teniendo en cuenta el grafo del firmante, sino también otros datos biométricos como la velocidad o la presión con la que se firma, lo que garantiza una total seguridad en cualquier operación que se haga.

La firma biométrica permite además una mayor agilidad y seguridad en el proceso de contratación, pudiendo firmar un mismo documento por diferentes personas en lugares y momentos distintos. Soporta la inclusión de Sellado de tiempo en las operaciones de firma, así como geolocalización cuando se realiza desde dispositivos móviles. Además, supone una disminución de pérdidas o errores  operativos, con el consecuente ahorro de costes.

Este tipo de firma, llamado también firma manuscrita digitalizada avanzada, es una firma electrónica según lo establecido por la Ley 59/2003 para las firmas electrónicas avanzadas pero que admite la prueba pericial de firma de forma semejante a las firma manuscritas realizadas en papel.

Pero no todas las firmas realizadas sobre tabletas digitalizadoras tienen las mismas garantías de seguridad. Para tener la certeza de que la entidad que capta la firma no puede utilizarla en otros documentos diferentes es convenienete cerciorarse de que es un sistema auditado y certificado.

EADTrust  es la entidad que audita y certifica este tipo de soluciones. Y otorga el logo de calidad a los sistemas auditados.

Contactar con el 902 365 612 para conocer las soluciones ya auditadas y certificadas.

 

Preguntas sobre firma digitalizada

La firma digitalizada es una gestión electrónica de firma manuscrita que implica el consentimiento del firmante a utilizar esa modalidad de firma en relación con un documento presentado para su vinculación con el, tanto para mostrar conformidad, como,  si se expresa, disconformidad (“no confome”).

La gestión correcta de firma manuscrita digitalizada, implica la conservación de parámetros biométricos, que deberán ser gestionados con estricta confidencialidad usando cifrado, y cumpliendo otros requisitos, necesarios para acatar los principios que impone la LOPD.

Si se cumplen los requisitos de la Ley 59/2003, puede considerarse a la firma digitalizada una “firma avanzada”, pero para ello habrá que demostrar que el software utiizado realiza adecuadamente el cifado, el descifrado, la custodia y la vinculación biunívoca con el documento concreto que se trate en cada ocasión.

Por ello existen los servicios de auditoría de “firma avanzada digitalizada“, que permiten certificar en cada solución informática el diligente cumplimiento de todos los criterios de aplicación, de forma que sea un tercero quien de fe de que una sistema tecnológico es idóneo para el fin de gestionar firmas manuscritas en forma digital

Los especialistas pueden resolver, además dudas como estas:

  • ¿Tiene el mismo valor legal la firma digitalizada que la firma manuscrita o la firma electrónica?
  • ¿Qué requisitos se deben cumplir en relación con la LOPD?
  • ¿Cómo se gestionan las controversias y los litigios?
  • ¿Qué legislación aplica a la firma digitalizada?
  • ¿Qué equipos son los más adecuados para mi aplicación?
  • ¿Se puede digitalizar un documento en papel que contiene firmas manuscritas?
  • ¿Qué es la firma ológrafa?
  • ¿Cual es la forma correcta de conservar la información de los documentos que incluyen firmas digitalizadas?
  • ¿Qué es la simetría probatoria?
  • ¿Qué significa exactamente firma avanzada digitalizada?