Dieta sin hidratos de carbono 2 dias por semana

Acabadas las navidades, y dando fin a los excesos de este peródo del año, es un buen momento para pensar en como recuperar la figura antes del verano.

Siempre es recomendable que las dietas se sigan bajo control médico para garantizar que las carencias de una dieta se compensen con vitaminas o con aportaciones extra de ciertos nutrientes.

Especialmente cuando se pretende eliminar alguno de los componentes base de la dieta: proteinas, grasas o hidratos de carbono.

Porque el tema de este artículo es la posibilidad de seguir una dieta que 2 dias por semana elimine los hidratos de carbono.

Suena a dieta “milagro”, pero se basa en un estudio científico serio, aunque hay que advertir que sus resultados son todavía preliminares.

Inicialmente, el estudio tenía como objeto medir la influencia de la dieta en la reducción del riesgo de cáncer de mama. La dieta en cuestión (2 dias por semana reduciendo drásticamente los hidratos) redujo, como se suponía, el riesgo de cáncer de mama pero, como efecto colateral,  se observó una importante reducción de peso, mayor que con una dieta “sana” de restricción de calorías.

La investigaciónla realizó un equipo del Hospital Universitario del Sur de Manchester (Reino Unido), encabezado por la doctora Michelle Harvie. Se dividió una muestra de 115 mujeres con sobrepeso en tres grupos, a cada uno de los cuales se sometió a una dieta diferente durante cuatro meses.

El primer grupo mantuvo, sólo durante dos días a la semana, una dieta muy restrictiva en calorías (600 al día) y baja en hidratos (menos de 40 gramos). El segundo grupo, también durante dos días a la semana, mantuvo una dieta igualmente baja en hidratos, pero con posibilidad comer lo que se quisiera de proteínas y grasas sanas (pescado, pollo, aceitunas, nueces…). Por último, el tercer grupo mantuvo una dieta mediterránea con restricción de calorías (1.500 diarias) todos los días de la semana.

Los resultados fueron sorprendentes. Las dos dietas de restricción intermitente de hidratos obtuvieron resultados similares (sus seguidoras perdieron una media de 4 kilos), con independencia de si se permitía o no la ingesta de proteínas y grasas “sanas” a voluntad. Frente a ellas, las que siguieron una dieta mediterránea, todos los días, de 1.500 calorías, perdieron 2,4 kilos de promedio, lo que supone sólo en torno al 60% del peso perdido por las participantes del estudio que usaron otras dietas.

Por lo que se refiere a la resistencia a la insulina, factor también importante para la salud, la reducción fue para los tres grupos del 22, 14 y 4%, respectivamente. Puede observarse que, si bien hay una diferencia apreciable entre los grupos 1 y 2, el promedio de estos (ambos, con restricción intermitente de hidratos) logra diferencias ventajosas mucho más notables respecto al tercero.

La doctora Harvie, además de resaltar el hecho de que la dieta que permite la libre ingesta de proteínas y grasas es tan efectiva como la que las restringe (siempre que, en ambos casos, se limiten los hidratos dos días a la semana), sugiere que cualquiera de las dos dietas con restricción intermitente de hidratos es más fácil de mantener a largo plazo que la restrictiva en calorías.

Harvie, tras señalar que los resultados de esta dieta intermitente son muy prometedores, tanto para reducir el riesgo de cáncer de mama como el de otras enfermedades, como la obesidad, añade que deberá ser objeto de estudios más amplios antes de que pueda ser prescrita a las pacientes de forma habitual.

Los hidratos de carbono o carbohidratos, también llamados glúcidos, se pueden encontrar casi de manera exclusiva en alimentos de origen vegetal. Existen varios tipos de alimentos entre los hidratos de carbono:

Carbohidratos simples:
Los hidratos de carbono simples son los monosacáridos, entre los cuales podemos mencionar a la glucosa y la fructosa que son los responsables del sabor dulce de muchos frutos. Tienen buen sabor y el organismo los absorbe rápidamente. Su absorción induce a que nuestro organismo secrete la hormona insulina que estimula el apetito y favorece los depósitos de grasa. Son de este tipo el azúcar, la miel, mermeladas, jaleas y golosinas. Otros alimentos como la leche, frutas y hortalizas los contienen aunque distribuidos en una mayor cantidad de agua.

Carbohidratos complejos:
Los hidratos de carbono complejos son los polisacáridos; formas complejas de múltiples moléculas. Entre ellos se encuentran la celulosa que forma la pared y el sostén de los vegetales; el almidón presente en tubérculos como la patata y el glucógeno en los músculos e hígado de animales.

Los carbohidratos complejos son de lenta absorción. Se los encuentra en el pan, pastas, cereales, arroz, legumbres, maíz, cebada, centeno, avena,

Por tanto, la dieta consiste en comer carne, pescado, marisco, pollo y aves, conejo, huevo, verduras de hoja verde, pimiento, champiñón, aceitunas, espárragos, frutos secos y evitar el pan, la leche y sus derivados, las bebidas azucaradas, las patatas y los productos empanados o rebozados con harina.

Hay que beber mucha agua, y también se pueden beber otros líquidos como té verde o infusiones (endulzados con edulcorantes acalóricos).

2 opiniones en “Dieta sin hidratos de carbono 2 dias por semana”

Comentarios cerrados.